Respuesta de HEVIA a mi crítica y mi “contra-respuesta”- Diálogo reconciliador

Posted on

avatar katy

  • Hevia: “Sentimos que el corte del jamón no le gustara”

  • Ka. M.: “Las lonchas de un jamón de bellota deben ser los suficientemente finas para que se derritan en el paladar y no tengamos que masticar la loncha 10 veces antes de tragarla”

  •  Hevia: “Vamos a investigar qué pasó con los chupitos”

  • Hevia: “espero que algún día pueda reconciliarse con nosotros y disfrutar de la calidad y buen trato que nos caracteriza”

  • Ka. M.: “Quizá en un mes vuelvo (…) Y si veo que las cosas vuelven a su cauce habitual, escribiré otra crítica positiva”

Queridos lectores, facebookeros y personas que rinden culto a la mesa:

El viernes pasado publicaba la primera crítica gastronómica de esta sección, Sin chupitos: ejemplo de grosería en HEVIA de Serrano , y, tras viralizarlo en redes, en Facebook me encontré con una respuesta por parte de un usuario de la red social que habla en nombre del resturante (imagino que es la persona que lleva las RR. SS. o algo similar).

¡! No te pierdas la nueva crítica de MISS CENAS, que da paso a la opinión popular a través de facebookeros y amigos del blog. Si te interesa la comida tradicional renovado con una decoración ecléctica que enamora a cualquier, pásate por aquí.

Mensaje de ISMAEL MARTÍN H. con comentario de Katy Mikhailova:

Nos ha dejado conmocionados con sus comentarios, créame es muy duro leer algo así. Por supuesto respetamos su opinión, pero quiero responder a algunas de sus afirmaciones. 

Respecto a las alcachofas; la alcachofa blanca de Tudela de recolección de primavera confitada ( es realmente complicado que queden secas al estar confitadas, no sabemos que pudo pasar para que usted las notara secas) es la que trabajamos y es excelente, sentimos que no le gustara, sinceramente, tienen mucha aceptación, usted cuestiona la procedencia, la animo por tanto a visitar a nuestros proveedores en Tudela con los que tenemos una relación de más de 10 años, si está interesada lo organizamos y la recibirán de nuestra parte para que compruebe la excelencia del producto y no dude de su procedencia, otra cosa es que quiera mencionar otro establecimiento donde le gusta más, uno de nosotros no conocía el restaurante que citó (me refiero al pimiento verde), yo si lo conozco, pero mi compañero no, no me parece afortunada su critica al respecto, a no ser que lo que pretende sea hablar del restaurante en cuestión.

<< Bien. Hablemos de alcachofas. Si ustedes me dicen que son frescas y de Tudela, yo les creo. No hace falta que vaya a comprobar nada. Sin embargo, peor lo ponen: eso significa que la personas que las cocinó las quemó en la plancha o donde lo cocinara para que salieran tan tiesas y ásperas

La decepcionantes alcachofas de HEVIA. Foto realizada por Katy Mikhailova
La decepcionantes alcachofas de HEVIA. Foto realizada por Katy Mikhailova

Aprovecho para citarle un comentario que me han hecho llegar por privado de un experto en la materia cuyo nombre no daré por “no hacer publicidad de su establecimiento”. Cito textualmente: “Es mas que evidente que esas alcachofas son de conserva, por la forma de corazón aplastado, el tamaño y el color. Es un restaurante de Serrano con muchos años, pero con poca sutileza en el trato a pesar de ellos, por lo que me cuentas. Yo he estado alguna vez en su terraza y la verdad, no es para tirar cohetes por la relación calidad-precio.”

Bueno, es una opinión como otra cualquiera. Cierto es que la forma de la alcachofa sí recuerda a las de lata. ¿Saben dónde sí hacen una buenas alcachofas además de las del PIMIENTO VERDE? En el Barril de Argüelles. Para que no digan que hago publicidad del PIMIENTO VERDE. 

Sentimos que el corte del jamón no le gustara.

<< No. No es que no me gustara. Es que está mal cortado. Así no se corta un jamón de bellota. Las lonchas de un jamón de bellota deben ser los suficientemente finas para que se derritan en el paladar y no tengamos que masticar la loncha 10 veces antes de tragarla. Si ud. me dicen que el habitual cortador de jamón se ausentó aquel día, lo entiendo; si la persona que cortó aquel jamón ese día es la que siempre está, vayan cambiando de cortador de jamón o pongan la ración a 14 euros.

Aprovecho para dejar este pequeño cálculo de mi facebookero Jorge Martín Morollón:
Curso corte jamón 3 días in situ. 900€
Coste jamón ibérico bellota. 280€
Rendimiento de jamón al corte. 45%
O sea más menos 40 raciones de 100 grs.
PVP . 20€ x ración.
Facturación jamón. 800€.
Beneficio x jamón 600€
Nota . El jamón es rentable. Con un jamón y medio amortizas curso.

hevia JAMON BELLOTA

No damos crédito con el tema de las copas, no tenemos ningún problema de roturas y las renovamos constantemente, eso si, trabajamos con marcas de cristalería de calidad que tienen finura y por tanto cierta fragilidad, realmente este comentario es muy sorprendente.

<< Lo de las copas es lo de menos… Es algo que nos sorprendió que pasara. Pregunten a los camareros. Fue la noche del pasado jueves 30 de julio en terraza a las 21.00 de la noche. Se rompieron dos copas. Nadie las tiró al suelo. Esas cosas pasan. Lo entiendo.

Ofrecemos pan candeal, de cereales, hogaza y sin gluten, a nosotros nos parece una oferta de calidad y extensa (4 tipos de pan), pero tomamos nota de su apreciación .

<< Aquella noche que menciono, sólo había dos tipos de pan. Investíguenlo también.

En cuanto a lo de los chupitos, vamos a investigar que pasó, estamos consultando a todo el personal de sala para tratar de aclarar algo tan extraño pues nuestra política es TOTALMENTE contraria a la de ahorrarse tres chupitos.

<< Gracias. Fue el detonante que me obligó a escribir esto. Nos sentimos ninguneadas por sus camareros.

Comenta que en un año nos ha visitado 6 veces, ¿en las 6 veces ha percibido que somos un restaurante de trato pésimo? tal vez en su última visita cambió su percepción sobre nosotros, pero ¿y las anteriores, no sirven de nada para poder juzgarnos? No nos permitimos por educación y valores hosteleros ningún trato pésimo, todo lo contrario, considero muy injusta su valoración.

<< Creo que como cliente tengo la libertad de expresar mi valoración. Al fin de cuentas os he puesto un 6,14 en la nota final. INJUSTICIA es vender jamón de bellota a 20 euros y cortarlo de esa manera. Eso es injusticia, asalto, tomadura de pelo a los comensales. 

Tenemos una clientela, muy exigente, y nos esforzamos mucho en tratar, no bien, de cine a todo el mundo, esto lo sabe cualquiera que nos conozca un poco.
Me llama la atención que resalte una frase en negrita sobre que la próxima vez ira a la terraza colindante de 5J (como si fuera lo más relevante de su artículo) y anima a sus seguidores a hacer lo mismo. Por otro lado quede claro que 5J son unos estupendos vecinos. Es tremendo que desea que su artículo influya negativamente en nuestra facturación, ¿tanto mal la hemos hecho?

<<La frase de mi artículo que hace referencia a su facturación (“Que me pierdan como clienta no se verá reflejado a corto plazo en su facturación, pero a medio plazo, si la gente lee esto, sí, y lo saben. “) no manifiesta mi deseo de que les vaya mal, sino de que si la gente lee esta crítica podría echarles para atrás acudir a su restaurante, y eso se ha demostrado en los comentarios en mi muro de Facebook. Claro que si, por añadidura, tratan así a los otros clientes que tienen, esto sólo iría más. Y sí: animo a que la gente vaya al MESÓN 5 J. Es imperdonable que un restaurante del nivel de HEVIA se permita todo lo que escribo en mi artículo anterior.

Sintiendo mucho su percepción y con un gran disgusto en el cuerpo, espero que algún día pueda reconciliarse con nosotros y disfrutar de la calidad y buen trato que nos caracteriza.

<< ¿Saben qué? Que a lo mejor en un mes vuelvo. Quiero creer que porque era verano los empleados habituales no estaban, y que ese caos es algo puntual. Y si veo que las cosas vuelven a su cauce habitual, escribiré otra crítica positiva. Pero, de momento, os puedo asegurar que la manera en la que sus empleados nos ningunearon con lo de los chupitos, haciéndonos sentir mal, la energía que sentimos fue bastante decepionante. Esa misma rabia que quizá ud. sintió cuando leyó esto.

RESUMEN:

Hay que diferenciar tres niveles en una crítica:

A)Nivel personal (subjetivo que se expresa a través de juicios)

Mi opinión respecto a si las alcachofas o el pulpo me gusta o no.

B) Nivel profesional (objetivo)

Que se aprecia en la calidad, el trato, etc. Una ración de jamón de bellota por ese precio cortado de esa manera no tiene justificación alguna. Lo siento. Salta a la vista por la foto. Una loncha de jamón de bellota es tan fina que cuando uno la pone en boca se deshace sola, y no hay que masticarla 10 veces antes de tragar.

Estos días escribiré sobre la FORMACIÓN de los empleados de los negocios y cómo algunos lo boicotean desde dentro. 

Reciban un saludo,

Katy Mikhailova.

No es crítica gastronómica, es paladar exigente.

Anuncios

2 comentarios sobre “Respuesta de HEVIA a mi crítica y mi “contra-respuesta”- Diálogo reconciliador

    Quini escribió:
    10 agosto, 2015 en 5:19 pm

    Realmente el fallo esta en el restaurante, pero no porque el jamon tenga mas o menos calidad (Se ve claramente que es de la babilla y esta cortado a maquina, por lo que podrian haber hecho la loncha mas fina) sino por no pedir (a quien le corte el jamon, porque ahora se hacen los pedidos de una pieza precortada a cuchillo o maquina y envasada al vacio en bolsas del 100 grs., cuando no se piden por bolsas envasadas siendo la probabilidad de proporcion de partes mas aleatoria) que le mezclen las tres partes principales de las que se compone el jamon (babilla o contramaza, maza y punta) y entonces habria conseguido otro efecto y un reparto equitativo por raccion. En los restaurantes que consiguieron fama a base del jamon lo hicieron principalmente por su vista comercial que cortaban la pieza en el local en el momento; se conforman con librar los costos o ganarle un pequeño porcentaje a la pieza y tener el plato de jamon como gancho; ganandole al cubierto en los siguientes platos y postres. Esto lo conseguian, bien disimulando una parte de la babilla (mas oscura, fea y con menos presencia) en el fondo del plato de cada raccion (mezclandolo); bien dejandolo para platos como huevos fritos con jamon, croquetas, guisantes salteeados,…. Hoy con los nuevos restaurantes que quieren maximizar costes y resultados; pretenden que los margenes reales, sean fiel reflejo de la teoria empresarial y funcionan como tal en detrimento de la calidad y el buen hacer y saber de la restauracion de siempre. Seguro que la proxima vez que vaya a dicho restaurante le daran una muy buena raccion, por la cuenta que le tiene (si es necesario la piden ex-proceso para vd.); pero tenga por cuenta que si no cambian el “chip”, le tocara a otra (s) persona (a) la (s) raccion (es) de babilla del proximo jamon, que por azar le toco a vd. Espero le sirva la explicacion que no le iban a dar en el restaurante por razones obvias. Lo del corte a cuchillo (el mejor cursillo las 100 primeras piezas cortadas), el rendimiento y escandallo es otro tema, pero no pretendo aburrirla. Saludos.

    […] del éxito social de las primeras entradas y la polémica del jamón de Hevia y su contestación tan poco acertada por parte del restaurante, puedo decir que hemos alcanzado las 12.102 lecturas en la primera […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s