LA CANICA DE MADRID: Cocina tradicional renovada- Por J. L. Simón

Posted on Actualizado enn

11866409_10207994666773642_7316184042408910072_n

 – “No podíamos dejar de pedir el plato que da nombre al restaurante: las renombradas canicas. Unas croquetas redondas realizadas a base de estofado de carrillera y coronadas con salsa de mahonesa y pistacho”

 – “Coulant de chocolate con helado de violetas y un pastel de bizcocho de zanahoria con helado de sabor de regaliz perfectamente compensados en los sabores y con la suavidad y la textura adecuada”

Por José Luis Simón (facebookero, diseñador de interiores, fotógrafo y amigo)

Sabedora de nuestros gustos gastronómicos y de diseño de los locales, una amiga nos invitó a acompañarla a un local que según sus palabras “nos impresionaría”

Y reconozco que me impresionó. Una decoración ecléctica, con una sabia mezcla de estilos franceses, ingleses y nórdicos.

Un local con techos muy altos que eliminan el agobio de sentirse aplastado visualmente y una fachada que, mediante unas puertas o portones, queda totalmente abierta a la calle y a la zona de terraza que posee el local. La iluminación artificial es correcta y no hay ruidos ni música de fondo para que la estancia sea relajada y puedas mantener una adecuada conversación. También posee, siguiendo modas de barras de tapeo, mesas altas en tren para cuatro personas. Estratégicamente colocadas cerca de la fachada y que te permiten tener una visualización muy atrevida del local. Las dos señas de identidad son un botellero al fondo, sabiamente iluminado, y un chester de color mostaza. De éste se ha tomado una fotografía y un primer plano del capitoné y sirve para el diseño de los manteles individuales.

La atención es exquisita sin llegar a ser empalagosa. Los camareros están pendientes en todo momento y a cada plato que consultas o pides te dan la consabida explicación del contenido.

La carta es corta pero se aprecia una sabia elección de los platos, dividida en cinco apartados (entrantes, huerto, arroces, la lonja y las ascuas). Un cálculo rápido te da como resultado, que por unos 35 euros por persona quedarás totalmente satisfecho.

Dentro de la vajilla destacan unos vasos de cerámica de diferentes tamaños, que poseen en el diseño una zona aplastada para que el agarre sea perfecto. Así mismo me gustaron los cuchillos inspirados en navajas abiertas.

Cuando vas a un local en el que los platos de la carta son totalmente apetecibles optas por pedir varios para compartir y degustar. Y en esta tesitura prefiero tomar agua como bebida. No quiero que nada me potencie o me quite sabor.

Mientras decidíamos el menú nos recomendaron el coctel del día: Un Punch de vino blanco con tequila y hielo picado hasta el borde del vaso. Servido perfectamente, preparado y ornamentado con una rodaja de naranja y unas virutas de limón. Acompañado de unas aceitunas deshuesadas de Campo Real con un ligero toque de pimentón. Exquisitas. También nos trajeron los nombrados pequeños vasitos de cerámica con un Ajoblanco salpicado de granos de maíz tostado.

restaurante-terraza-ventanal

Como primer plato pedimos una tempura de verduras. En su punto. En un cuenco cerámico alargado y alto para conservar el calor. Acompañada de salsa de soja en el renombrado vasito cerámico.

Después pedimos un chorizo criollo con albahaca. El camarero nos indicó que por la forma de cocinarlo observaríamos la ausencia total de esa grasaza típica de estos embutidos. Y nos aconsejó que cada trozo que partiéramos lo envolviéramos en la albahaca. El resultado no pudo ser mejor con el sabor de fondo que dejaba.

No podíamos dejar de pedir el plato que da nombre al restaurante: Las renombradas canicas. Unas croquetas redondas realizadas a base de estofado de carrillera y coronadas con salsa de mahonesa y pistacho

11866409_10207994666773642_7316184042408910072_n

A continuación pedimos un lomo bajo de ternera acompañado de unas patatas pequeñas enteras y asadas. La carne, como es habitual, al gusto de los comensales. En este caso poco hecha.

Llegado el momento de los postres, ya habíamos visualizado que la carta era corta, el camarero nos los relata de viva voz y todos son totalmente apetecibles. Optamos por pedir un coulant de chocolate con helado de violetas y un pastel de bizcocho de zanahoria con helado de sabor de regaliz. Ambos postres perfectamente compensados en los sabores y con la suavidad y la textura adecuada.

Tras una breve sobremesa pedimos la cuenta y en mi deformación profesional me acerqué a fisgar los baños. El diseño exquisito con maderas oscuras, espejos, algún que otro elemento dorado y unos lavabos con grifería Victoriana. A pesar de la dificultad de mantenimiento de los materiales estaban perfectamente limpios y cuidados

11866294_10207994670293730_8915470808686849022_n

Como colofón puedo decir que he de volver para probar unos platos que me apetece probarlos

El restaurante se llama La Canica, sito en Madrid en la Avenida de los Andes, 25. En pleno barrio del Campo de las Naciones Tfno: 91 320 15 03

 

VALORACIÓN DE J.L. SIMÓN

CALIDAD-PRECIO 9/10
CALIDAD PRODUCTOS 8/10
VARIEDAD CARTA 7/10
ENTORNO 7/10 TERRAZA   8/10 INTERIOR
SERVICIO 9/10
PRESENTACION DE PLATOS 9/10
ORIGINALIDAD 8/10

NOTA FINAL: 8, 12

DEGUSTACIÓN DE J.L. SIMÓN

Salmorejo
Costillas confitadas a baja temperatura
Tartar de atún
Manitas de cerdo rellenas de ropa vieja

Anuncios

2 comentarios sobre “LA CANICA DE MADRID: Cocina tradicional renovada- Por J. L. Simón

    […] ¡! No te pierdas la nueva crítica de MISS CENAS, que da paso a la opinión popular a través de facebookeros y amigos del blog. Si te interesa la comida tradicional renovado con una decoración ecléctica que enamora a cualquier, pásate por aquí. […]

    […] Después del éxito social de las primeras entradas y la polémica del jamón de Hevia y su contestación tan poco acertada por parte del restaurante, puedo decir que hemos alcanzado las 12.102 lecturas en la primera entrada y  8.452 en la segunda, habiendo sido compartido en Facebook 104 veces aquella y 98 esta última. También incorporamos una crónica de mi amigo y facebookero Simón sobre su fantástica experiencia en La Canica de Madrid. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s