Carlos Escobosa: “Una cosa es disfrutar de la música y otra muy distinta es apropiarte de ella”

Posted on Actualizado enn

Carl0s Escobosa, representante de Julio Iglesias, y Brand of the Art analizan el éxito de los artistas

 

CARLOS ESCOBOSA PIMIENTO VERDE MIKHAILOVA

A diario les escuchamos en la radio, les vemos en las revistas, en la televisión, y sus canciones viajan con nosotros desde el dispositivo desde el que las escuchamos hasta la ducha en la que las tarareamos.

Andy&Lucas con ese estilo pop-flamenco por las que tantas adolescentes suspiran; Pitingo, ese hombre que ha roto todos los esquemas de la música fusionando soul con flamenco, naciendo con él un nuevo género: la soulería; Merche, una niña que fue descubierta hace algo más de un década a través de una maqueta que mandaba a una agencia para cumplir el sueño de ser cantante; Tamara, India Martínez, Salvador Beltrán, Melocos e incluso JuliosIglesias son algunas joyas del panorama actual representadas por nuestro entrevistado.

 Diferentes géneros, distintas edades, ¿qué hay en común? Carlos Escobosa. Esas melodías pegadizas –de manera voluntaria o a veces sin que nos lo planteemos- tienen un trabajo detrás muy complejo que corre por parte de todo el equipo de 33spot liderado por Carlos y su socio Óscar Piñuela.

Escobosa, quien es capaz de descubrir a artistas desde un pub hasta a través de una grabación de mala calidad, es quien represente a estos artistas, quien se define a sí mismo, con mucha humildad, como un trabajador más, junto a su socio Óscar que trabajan día a día desde la agencia 33spot para hacer posible que la música fluya de persona en persona, de lugar a lugar, a través de ondas o bits electrónicos.

¿Cómo adentrarse en esta industria?, ¿qué supuso el canon digital y cómo ven la nueva entrada en la música a través de redes sociales?, ¿qué artistas le faltan?, y ¿qué debe tener una artista para triunfar? Son algunas de las muchas cuestiones que Carlos Escobosa, con humildad y sencillez, nos desvela desde su experiencia y su intuición profesional.

                                           

 

 

Más de uno se preguntará qué hacer para ser usted y llegar a trabajar con semejantes celebridades. ¿Cómo se introduce en este campo?

No hay una carrera para esto, no al menos en España. La hay en EE. UU., y en otros países hay una carrera de ‘business manager’ pero en España no. Es un oficio como antiguamente lo era el del fontanero. A mí me sale de forma ocasional de la vida. Por circunstancia yo conocía a un artista que era componente de un grupo; tuvo un accidente; se quedó sin trabajo. Yo entonces tenía otras empresas por lo que pude colaborar con aportaciones económicas. Así, montamos una academia de formación de artistas. A día de hoy soy accionista de algunas de mis empresas y otras las dejé.

 

¿Qué tipo de empresas eran?

Seguridad para grandes superficies como lo era Pryca/Carrefour, entre otras. En verdad eran empresas que económicamente eran solventes porque funcionaban muy bien, pero a mí no me gustaba eso.

……………………………………………………………………………………………………………….

“Por circunstancias de la vida nos llega a nuestras manos una maqueta de una chica que se llama Luna; hoy por hoy se llama Merche”

“Las personas seguimos percibiendo que la Rosa que nosotros conocemos sigue siendo la ‘Rosa de España’”

………………………………………………………………………………………………………………..

 

¿Era muy creativo?

Me tiene que emocionar lo que hago para que cada mañana me levante con ganas de trabajar. Cuando empiezas a hacer algo, aunque no te emocione demasiado, lo haces; pero cuando la ilusión se pierde en una empresa o en un trabajo, te cuesta. Porque o vas obligado o lo dejas.

 

A raíz de su conocido se adentra en la industria del espectáculo y la música. Detálleme más esos comienzos. ¿Empieza trabajando para otra empresa?

Yo monto una sociedad de representación artística con mi actual socio, Óscar Piñuela, y montamos una empresa en la que incluimos, además, una academia de formación de artistas, de presentadores de televisión y de actores de doblaje. Montamos esa academia de doblaje por la que llegó a pasar Javier Bardem, entre otros. Da la casualidad de que, a raíz de ahí, como algunos de los actores que pasan por la academia saltan al estrellato, ganamos fama nosotros también.

Y yo iba informándome, viendo, acompañando a algunas entrevistas… Era joven, tenía 22 años. Empecé profesionalmente con 18 años con la empresa de seguridad. Y a partir de ahí ya me centré al completamente en esto.

 

Entonces ¿podría decir que el éxito de su agencia, llega un poco, debido al triunfo de algunos actores que pasan por la academia?

La academia en sí era importante, pero nosotros fuimos haciéndonos más fuertes en el tamaño que en la academia. En aquella época cerrábamos contratos con Telecinco… La gente a la que nosotros representábamos, a lo mejor empezó estudiando ahí, pero que ya no seguía. Se llamaba OMNIA ARTIST en la calle Gran Vía. Llegamos a tener más de 400 alumnos. Al final, decidimos cerrar la academia y centrarnos solamente en la agencia y el management, que en lo que llevamos 25 años, que se llama 33Spot.

 

 

¿Cómo empezáis a llevar a las estrellas?, ¿descubrieron algún cantante desconocido?

Nosotros, por ejemplo, cuando ya se conocía que éramos una agencia de representación artística, nos hacían llegar maquetas o nos recomendaban que conociéramos a este artista u otro. Por circunstancias de la vida nos llega a nuestras manos una maqueta de una chica que se llama Luna; hoy por hoy se llama Merche. La escuchamos hace 13 años, y desde la primera maqueta hasta ahora, la llevamos nosotros. ¡Es de la casa! (Cuenta Carlos entusiasmado). Su vida artística y la nuestra va por el mismo camino. También descubrimos otro grupo en un pub, haciendo heavy, y luego trabajamos con ellos un tiempo, les produjimos 4 discos y hoy por hoy se llama ‘Iguana Tango’.

 

Descubierto el talento, ¿hasta qué punto el éxito está asegurado?

De cada diez artistas con los que nos hemos puesto a fondo con ellos, dos sí han triunfado. El resto le pone trabajo, entusiasmo, etc., pero queda ahí. ¡Es muy difícil! Si no fuera así, nosotros tendríamos una varita mágica y seríamos nosotros los artistas en lugar de ellos. Nosotros lo que tenemos es una intuición, unos medios, una capacidad de trabajo, pero como el público manda siempre, no siempre aceptamos.

 

Las ocasiones en las que aciertan, ¿hay algún denominador común entre esos artistas independientemente del género?

No. Triunfan artistas tan dispares: triunfan artistas metódicos y otros que son un auténtico desastre; triunfa gente a la que no le importa el dinero, y otros que son auténticos empresarios. Lo único que yo creo que podría ser un denominador común es una buena canción.

 

 

Pegadiza…

Yo he conocido a artistas que son auténticas estrellas y no han encontrado en su vida la canción que les ha llevado adonde ellos se merecen. Y, sin embargo, he visto voces e intérpretes muy mediocres que, en sus vidas se han encontrado con una ‘gran canción’, y han sido “la hostia”.

 

Descubierto el talento, ¿qué pasos sigue su agencia?

La dinámica normal es darle un poco de forma para presentar el cantante o grupo a una multinacional. ¿Por qué hay que darle un poco de forma? Porque cada vez que nosotros hemos intuido que hay talento y no hay forma, una vez que llegas a la discográfica, como seleccionan entre artistas de niveles elevados, nuestro artista pueda quedar descolgado.

 

¿En qué consiste ese ‘moldeo’ de producto?

Nombre artístico, la maquetación realizada en un estudio profesional, fotografías… Esto se prepara de cara a buscar una compañía discográfica: Sony, EMI, Warner y  Sony Music. Aunque también ha habido y hay compañías nacionales importantes como VALE MUSIC que fue comprada por UNIVERSAL. Nos dedicamos a proyecto, galas, giras, la carrera en general;  y la discográfica cubre la maqueta, venta etc. Es una alianza entre manager y discográfica.Con Merche hicimos todo esto: empezamos por el cambio de nombre.

 

¿Por qué prefirieron Merche en lugar de Luna tal como ella se presentó inicialmente?

(Carlos reflexiona) Porque era artificial. Se llama Merche, y para llamarla Luna no había un motivo concreto. Y ella incluso entendía que era un nombre artística artificial, porque es un cielo, y lo entendió.

…………………………………………………………………………………………….

“Ahora con Internet hay artistas que no requieren de compañías discográficas”

………………………………………………………………………………………………………………

 

¿Qué ocurre con Internet y esa alianza entre agencia-discográfica?

Ahora con Internet hay artistas que no requieren de compañías discográficas. Pablo Alborán nace esta cultura. Y aun así está en EMI.

 

Como Gagnam Style

Eso contamina. Yo en mi vida hubiera sabido nada de este vídeo si lo que me rodea a mí no lleva a ver ese vídeo de este tipo. ¿Qué ocurre? Que de alguna forma me contamina involuntariamente. Desde escucharlo en la radio hasta las cafeterías, etc. A mí, en mi vida, se me habría planteado buscar el baile del caballo.

 

¿Cómo ve el éxito viral, entonces?

Mi forma de ver las cosas es asociándome a compañías discográficas. Porque es un medio natural para un artista. Pablo Alborán arranca en una vía de redes sociales y acaba en una compañía multinacional; y habrá grupos y géneros que lo hacen muy bien por Internet pero también habrá otros que necesiten diferentes vías más convencionales como TV, radio, y que esté a la venta en El Corte Inglés.

 

Las descargas online, ilegales la mayoría… puedo hacerme una idea, pero, desde su visión, ¿cómo les afecta?

Ni te imaginas el daño que ha hecho. Desde mi punto de vista. Habrá gente que entienda que la música es de todos. Yo entiendo que cualquier producto que requiere de alguna dedicación de tiempo, de esfuerzo, una inversión y una producción, un trabajo, en definitiva, no está ahí para que uno lo coja y haga con él lo que le dé la gana. ¿Cómo se van a hacer discos si después de todo el trabajo que eso requiere se consiguen gratis? Es arte pero no cualquiera puede tenerlo. Una cosa es disfrutar de la música y otra muy distinta es apropiarte de ella.

 

Esto me reconduce al canon digital, ¿cómo ve la compensación económica recaudada a través de impuestos por cada dispositivo electrónico que se compra?

Es una fórmula. Está muy difícil de legislar, hoy por hoy, la red. Por lo que es una fórmula que enfada a unos pocos y no satisface del todo a los otros, pero hay que poner un punto de equilibrio. Gratis no. Creo que ha sido la única forma que han encontrado de hacer una tasación que está sufriendo la música. Han intentado pactar el daño que hacen, aunque el daño que hacen es significativamente mayor que el daño que podría hacer el canon digital.

 

Hace dos años, entrevista a Natalia de OT, me cuentan que abandonan el modelo tradicional y optan por sacar un single cada cierto tiempo con el fin de atraer seguidores a las giras.

En ese caso lo entiendo. Ellos destinan su trabajo e inversión a hacer un trabajo promocional que les da el dinero por otro lado. Una producción internacional de cualquier artista en una discográfica supera los 100.000 euros. Y no todos pueden asumir ese coste.

 

¿Semejante cantidad cómo se redistribuye?

Música, viajes, productor, estudio de grabación, marketing, fotografía, diseño, composición, etc., etc. Cualquier productor internacional que quiere producir un disco para ponerlo a un nivel como el de Merche o el de Pintingo precisa esa cantidad. No te puedo dar muchas cifras, pero aproximadamente  50.000 euros por utilizar su estudio. Ese señor tiene equipo, arreglos, un equipo de músicos, etc.

 

Hemos tratado la parte del artista, la del representante, la de la productora o discográfica, y el papel de internet. ¿Qué rol cumple entre todo esto los concursos para cantantes con el fin de ‘captar’ talentos y después lanzarlos como productos?

Una mentira. Atienden a otros criterios que no son la música: criterios comerciales, criterios de audiencia… Es que yo lo entiendo como un programa. Y, si yo tuviera un programa, lo que más me preocuparía es que ese programa tuviera audiencia, y no que ganara el mejor artista. Es televisión y necesito un programa de televisión. No es una discográfica que necesita una estrella. Necesito un programa que tenga vida y audiencia, y, como productora, lo tendría arreglado. Si es fiel a la búsqueda, pero no tiene atractivo ni audiencia, ese programa se cae. No es la música, es su programa.

 

¿La voz?

Han pasado auténticas figuras por ‘La Voz’ pero que, en ese camino, ha habido auténticas injusticias, dado que ha habido intereses. No oscuros ni económicos, sino naturales y normales en los que prevalece el show por encima del cantante.

 

 

 

¿Qué le pareció Rafa en lugar de Jorge?

Ha acabado ‘La Voz’ y han tenido que suspender la gira, porque no han comprado suficientes entradas.  Los derechos los tenía comprados UNIVERSAL, la agencia lo puso en marcha y los resultados fueron muy malos en cuanto a ventas.

 

Yo veía más comercial a Jorge… No sé que le parecerá a ud.

Es un chaval que hace un tiempo tuvo su momento; tiene un perfil bastante bueno a mí modo de ver. Creo que a la gente le ha podido parecer que estuviera demasiado arropado por la figura de Rosario y Antonio Carmona.

 

 

¿Y OT y el éxito de Bisbal, por ejemplo?

Es una estrella. Y David Bustamente es un pedazo de artista; también en esa línea, Manuel Carrasco. Y ese programa les ha servido para sacar a tres; tres sólamente de de 5 ediciones a 16 por cada una, mediante una selección natural que les ha hecho triunfar. Todos los demás no tienen ni condiciones ni canciones para dedicarse a esto. Personajes son.

 

El cambio de imagen de Rosa no ayuda demasiado a las ventas de sus discos…

Tú misma lo ves. Las personas seguimos percibiendo que la Rosa que nosotros conocemos sigue siendo la ‘Rosa de España’ pero que musical y artísticamente nos importa un pimiento verde (risas). ¿No?

 

Ahora que hemos visto a muchos fenómenos televisivos de la música, ¿quién le falta en su agenda de trabajo a Carlos Escobosa?

Le confieso: estoy absolutamente enamorado de mis artistas, a nivel profesional, claro, porque además llevo artistas masculinos (Carlos ríe), estoy enamorado de ellos. Están a nivel de cualquiera. Yo llevo un Andy&Lucas que es una auténtica revolución con un millón de copias. He tenido un Pitingo que ha batido todos los récords de este país. Merche es la artista femenina que más obras genera según la SGAE de los últimos diez años porque todas las composiciones son suyas.

Andy&Lucas, Merche, Pitingo y Tamara les llevamos muldialmente; ¿qué me gustaría tener además? Apostaría por los dos jóvenes que tengo en la oficina: una es India Martínez y otro es Salvador Beltrán, que es un descubrimiento de Alejandro Sanz en las redes sociales. Estoy llevando a dos jóvenes talentos. ¿Uno que no está conmigo y en cuyo futuro confiara? Me gusta mucho Manuel Carrasco.

 

¿Cómo es trabajar con Julio Iglesias?

Julio es una cosa más metódica y profesional. No hay día ni hay gesto, tampoco hay cara o nombre que se le olvide a Julio Iglesias. Le cuento una anécdota: a un concierto de Julio viene una señora y en la salida espera a Julio Iglesias para verle. Estábamos en Marbella, con Esperanza Aguirre, el director de El Corteinglés, entre otras tantas personalidades, con lo cual había muchos compromisos. No obstante, yo le comenté a Julio si podía atender a una persona que era una señora maravillosa. Él la recibió y la vio tan emocionada que le dijo que en el próximo concierto en Ávila le reservara yo, en la primera fila, una butaca. Al final, esta señora no pudo ir, pero cuando terminó el concierto de Ávila me dijo Julio Iglesias: “Carlos, ¿dónde está la señora que te dije que la sentaras en primera fila?”. Yo le dije que no podía venir; pero llego a decirle a Julio Iglesias que no la había invitado y tengo un problema.

 

Solemos terminar con la marca personal de nuestros entrevistados; pero en esta ocasión creo que es mejor que me hable de sus artistas… ¿cómo les define en términos intangibles como la ‘marca exclusiva’ que son?

Merche la artista total; Pitingo un genio; Andy y Lucas la voz del pueblo; Támara elegancia; India Martínez: ¡ha aparecido una joya!; Melocos, grupazo pop; Salvador Beltrán: los próximos 10 años son para él. Y de Julios Iglesias… ¡el número uno!

 

Y ahora le toca a usted hablar de sí mismo…

¿Yo? (Pregunta Carlos pensativo). Un trabajador más.

 

…………………………………………………………………………………………..

 

CENA EN PIMIENTO VERDE con CARLOS ESCOBOSA

Entrantes:

Rosas de Alcachofa

Primer plato:

Rape

Bebidas:

2 copas de vino blanco Verdejo

Postre:

1 Cafés cortado ILLY

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s