F. S. Dragó: “La pobreza es una enfermedad mental”

Posted on Actualizado enn

Fernando Sánchez Dragó y Brand of the Art debaten la primitiva sexología evolucionada en una sofisticada sociología antinatural

(Octubre 2011)

 

Yo, junto a Sitio Tejeiro fundador del PIMIENTO VERDE y F. S. Dragó
Yo, junto a Sitio Tejeiro fundador del PIMIENTO VERDE y F. S. Dragó

 

Cómo preguntarle a un hombre cuya vida privada ha pasado a ser pública mediante su plasmación en múltiples libros autobiográficos; cómo cuestionar lo ya infinitas veces cuestionado, y con qué interés preguntar lo que ya ha sido respondido. A pesar de un “pregúntame lo que quieras” nada más comenzar la cena, Fernando Sánchez Dragó se convierte, por una noche, en una especie de divulgador de la sexología –sin necesidad de vestirse de mujer- para explicar, desde sus incalculables aventuras, la sociología del “sentimentalismo” barato y las cuestiones metafísicas que le llevan a replantearse a uno su verdadera identidad.

El hombre que todo lo ha probado, y que ha vivido un natural avance de la rebeldía progresista adolescente a una profunda negación de la política -aceptando únicamente el Autoritarismo Oriental- es ese “niño raro” de la infancia que ahora se auto-retrata en “Esos días azules. Memorias de un niño raro” que salió al mercado el pasado 18 de octubre.

Tras la tertulia de Luis Herrero en ES RADIO, a un día de partir a Japón para vivir en una compañía silenciosa, y a una hora de ir a Telemadrid, Fernando le dedicó una hora y media a una cena-entrevista en Pimiento Verde para degustar esas ricas alcachofas que él denomina como “las alcachofas más ricas del planeta”

Astuto, directo, desinhibido y seguro de sí mismo; este escritor, periodista y comunicador es alguien que vive la vida para contarla, siendo el protagonista de su propia historia en la que saborea cada episodio.

Es difícil no cosechar múltiples enemigos refiriéndose a los indignados del 15M como “llorones malcriados” o contando intimidades que hieren el sensible convencionalismo de más de uno. Por eso, Fernando Sánchez Dragó es una marca que no deja de cosechar amores u odios, admiraciones o envidias. Pero, por encima de todo eso, es un alma libre incluso encarcelado, al que no le asusta contar la verdad, por muy fea que ésta sea.

 

6 matrimonios y un sinfín de aventuras. ¿Cree que el hombre es infiel por naturaleza, más que la mujer?

La mujer es el hogar. El hombre no crea el hogar, el hombre es un cazador. Donde haya una mujer y un gato (ríe), hay un fuego y una olla. Yo me he dado cuenta de que esto lleva a muchas mujeres a desear casarse; y, en cambio, a casi todos los hombres les horroriza. Lo que pasa es que hay una presión cultural.

Pero si se está enamorado… ¿se ha enamorado alguna vez?

Hay mucha confusión entre amor y matrimonio. El matrimonio es un proyecto de vida en común entre un hombre y una mujer, para formar una familia, tener hijos, etc. Eso no tiene que ver con el amor. El amor es otra historia. El amor eterno dura 6 meses. Pienso que el verdadero amor es unilateral y consiste en dar sin esperar nada a cambio. Pero eso no es lo que la gente entiende por <amor>.

¿Lo ha vivido?

Con mis hijos, con los gatos (sonríe), con algunos amigos… No con los padres, porque ahí sí el hijo espera que los padres le den cosas, mientras que los padres, por lo general, no esperan nada a cambio.

Y, entre hombre y mujeres, ¿cómo definiría <amor>?

Es química del cerebro para perpetuar la especie. Está biológicamente demostrado, por citarte un ejemplo, que la mujer, cada dos años, tiene que cambiar de pareja porque eso está programado ya que es lo que le permite tener hijos; si se va cambiando de pareja, las posibilidades de quedarte embarazada son mayores. En el caso de los hombres, para ir de cacería, se da con mucha mayor frecuencia (afirma contento).

“Los hombres quieren sexo y las mujeres necesitan amor”, ¿lo confirma?

Al hombre le importa más el trabajo que el sexo. Y a la mujer le importa más el amor que el trabajo. Pero en el sexo no estoy de acuerdo. Las mujeres son más sexuales que los hombres.

Cada mujer es un mundo en el ámbito sexual, pero el del hombre es bastante más primitivo y definido…

Porque el hombre tiene el problema de la erección. La mujer no lo tiene. El hombre no puede fingir, mientras que la mujer sí.

¿Ha llegado a practicar la retro-eyaculación?

Sí. El sexo tántrico es la adoración de la diosa, la adoración de la Diosa Satí. Satí, la esposa de Shivá, se dirige al maestro Shivá y le dice “maestro, enséñeme de sexo”. Y el Maestro, atándola a su regazo, cambian de roles, enseñando una forma de relajación, mediante la cual el hombre deja de ser hombre, y deja de ser mujer, y se conviertes en humano.

De todas formas, hay 3 cosas en este país de las cuales he sido el primero en hablar: la primera, el Yin y el Yan, ahora está hasta en la sopa; la segunda, el sushi, ahora está también en la sopa el sushi, y hecho, además, por chinos; y, tres, el Tantra. La gente se cree que el Tantra es una especie de gimnasia o atletismo sexual. El Tantra es una cosa dificilísima de practicar.

Ahora que hablamos de cambio de roles, ¿qué ocurre con la homosexualidad en la parte interna del “gay” o la “lesbiana”, a menudo, en desacuerdo con la externa?

El que me vista de mujer no tiene nada que ver con la homosexualidad. Al  contrario, es el centro de la heterosexualidad; es tan heterosexual que se quiere conocer qué siente la mujer. La homosexualidad, de todas formas, es otra historia. Yo, que he hecho de todo en la vida, no podría irme de este mundo sin haber probado la homosexualidad. Y por supuesto que lo he probado. Entonces, llega un momento en el que el sexo es sexo; no hay distinción si es hombre o mujer, una orgía… ¡qué más da! Yo soy “Pan-sexual” –del griego, pan significa “todo”-. Estoy en contacto con el mar, la naturaleza, las mujeres… Ahora bien, no me puedo sentir atraído por un hombre.

¿Cuál es plazo temporal más extenso por el que ha esperado a una mujer para conquistarla? o ¿es de lo que, si a la primera no lo logran, se rinde?

Esto que voy a decir va a parecer una “chulada”; a mí casi todas las mujeres me han dicho que sí. ¿Por qué? Primero, yo era muy guapo, tan guapo que cuando estaba en la cárcel, dos años consecutivos, fui elegido “Mister Carabanchel”. Casi con 50 años, en una encuesta de miles de personas, he salido el 5º hombre más guapo de España, después del príncipe Felipe, Pepe Navarro, Bertín Osborne y Julio Iglesias. También era muy simpático; las mujeres se enamoran, a  diferencia de los hombres que nos enamoramos de un “culo” y una cara guapa, de un cerebro. Y, si además de ser guapo, eres inteligente, escritor, ocurrente, audaz, aventurero… ¡eso gusta muchísimo a las mujeres! Por eso a mí nunca me han dicho que no. Rarísimo ha sido. ¿Alguna se ha resistido? Sí, pero con algún sentido común. Y si se resisten, yo me voy. Yo no persigo nada y no soy insistente.

Cuando se casó por primera vez fue con Elvira en Carabanchel, ¿se podría decir que fue más un impulso que otra cosa?

Sí y no. Yo siempre he tenido cabeza. Por eso, mi madre me decía con frecuencia que yo podía hacer cosas que no todo el mundo podía hacer, como cuento en el libro. Yo creía que se equivocaba: pensaba que todos éramos iguales, era progre, etc. Por lo que yo he hecho de todo pero nada en exceso, primando la razón en todos mis actos. Entonces, ¿impulsivo? A los 20 años se es impulsivo. Pero tampoco puedo decir que me casara por impulso. Me casé porque casarse en la cárcel me parecía una cosa muy literaria, muy audaz y surrealista.

Luego,  ¿era romántico?

Bueno… ¡Hay una presión que te obliga a ser romántico! Pero tampoco excesivamente.

¿Presión de dónde?, ¿de la chica?, ¿de la sociedad?

Ambas: la sociedad y la chica. La presión social. Los celos son horribles…

El macho tiene un sentimiento de posesión de la hembra en el reino animal…

Poseer es cosificar. El origen de los malos tratos son los celos. Cuando tú posees, crees que esa persona es una cosa que te pertenece. Y cuando te das cuenta de que lo que es tuyo se mueve, tiene voluntad propia, empiezan a darse los malos tratos llegando a los crímenes. Los celos son la mayor molestia entre un hombre y una mujer. Como dice la canción de Agustín García Calvo, “Libre te quiero, pero no mía, ni de Dios, ni de nadie, ni tuya siquiera”. Me gusta la mujer libre. Yo no poseo a nadie, ¿quién soy yo para poseer a alguien? Eso es machismo en todo sentido de la palabra. Yo que tengo fama de machista, yo jamás he poseído a una mujer.

Y, al revés, ¿le han poseído?

Ni poseo ni me dejo poseer.

¿Ni tan siquiera en la cárcel?

En la cárcel era la persona más libre que los pecados fuera.

Desgustando el rape a la plancha; en la mesa está el libro “Esos días azules. Memorias de un niño raro”

Ya que era tan galán, hábleme de la homosexualidad en la cárcel.

En la cárcel había mucha homosexualidad. Pero nosotros entonces éramos “presos de lujo”, de buena familia… Probablemente no se atrevían.

Lo que descubrí luego, pues entonces era muy jovencito, es que entre nosotros había un homosexual que después se convirtió en un personaje muy famoso. Él se había enamorado de mí. Pero yo no me daba cuenta.

¿Era ingenuo?

En cuanto a la homosexualidad era inocente. Recuerdo que una vez nos quedamos solos en la celda y de repente me acarició la oreja. Y me dijo “Tengo que decirte algo”. Y en ese mismo instante entró alguien en la celda, por lo que él retiró la mano. Y esto lo descubrí mucho más tarde.

¿Le habría gustado saber qué habría ocurrido si no hubieran entrado?

Sí. Siempre lo he lamentado, pero en aquellos momentos no me daba cuenta ni de que era homosexual y ni de que estaba enamorado de mí. Luego ya hablé con él del asunto.

Freud dice que, a los cuatro años, las niñas tienen envidia de pene en tanto que los niños complejo de Edipo, ¿está de acuerdo?

Totalmente. Yo estaba enamorado de mi madre y dormía con mi madre en la infancia. Pero se traba de un deseo platónico inconsciente. Por eso las mujeres, cuando yo les propongo que hagan ellas de hombres, responden muy bien; les estoy “poniendo” un pene. Y yo siempre he querido tener una vagina.

Los hombres os soléis fijar más en la mujer como un escaparate bonito, ¿pero le ha llegado a atraer una mujer sólo por la parte intelectual?

Me han atraído pero no sexualmente. Para que me atraiga sexualmente una mujer, se necesitan ciertos requisitos físicos.

¿Qué tipo de mujer le gustan?

Hombre… me gustan muchas… Me gustan las chicas del Barrio de Salamanca, las “niñas bien”, desde luego; y me gustan las rubitas de melena corta, muy afrancesada. Por ejemplo, como las actrices francesas de los años 40.

Y, ¿orientales?

También… (Sonríe). Las japonesas me gustan mucho.

……………………………………………………………………….

“Mi felicidad está en la soledad”

“El pasado es sólo fuente de desdicha y el futuro también”

………………………………………………………………………..

Hablemos en lenguaje felino. Si fuera gato, ¿cómo se llamaría? Además de Soseki…

La historia de mi gato, es la historia de un gato que busca su nombre. Igual que en todas mis novelas el protagonista es “Dioni”, de Dionisio. Yo soy dionisíaco. De eso tratará la segunda parte de “Esos días azules. Memorias de un niño raro”. El protagonista dejará de ser Nano para pasar a ser Dioni.

Adelánteme más del próximo libro.

El libro tendrá como mínimo 4 partes. Infancia, adolescencia, como sabes, es lo que se muestra en mi último libro, que termina cuando ese niño raro, implosivo, huraño, llega a la universidad. Este niño, por lo tanto, en lugar de “implosionar” hacia dentro, explota una gran aventura política: el anti-franquismo, la bohemia literaria, las primeras mujeres y novias…

¿Nada que ver con “Muertes Paralelas”?

Bueno, es que es un libro muy autobiográfico, pero más de mi padre y de mi madre.

¿Es egocéntrico Fernando para autorretratarse con frecuencia en sus libros?

Nada. Uno escribe los libros que le gustaría leer. A mí las novelas me aburren, con rarísimas excepciones. A mí lo que me interesa es una persona que habla de lo que sabe, que es él mismo. Yo soy un niño que decide ser escritor a los 3 años, construyo mi vida literariamente, siendo un personaje de mi novela. De pequeñito yo voy imitando a los seres literarios. Y por eso voy a lo cárcel, me meto en aventuras, me caso y me “descaso”. Por eso pruebo la homosexualidad y la heterosexualidad. Soy, además de un escritor, un personaje literario. Sostengo lo que dice André Gide con el aforismo de “vivir la vida tal como la contaré”.

La frase que tanto le gusta de Ayn Rad, “para decir yo te amo, primero hay que saber decir <yo>”, ¿puede decirse a sí mismo YO Fernando S. Dragó?

El YO es lo contrario del EGO. El EGO son las etiquetas. A medida, si sigues el viejo precepto griego que se dice en latín “Nosce te ipsum” de “conócete a ti mismo”, poco a poco te vas desprendiendo de las etiquetas que implica que se alcance el YO más profundo.

Habla mucho de esto en el libro de “Soseki. Inmortal y Tigre”…

Sí. También en “El Sendero de la Mano Izquierda”. Mira, haz tú a tú, este juego, el juego de los Vedas de “Quién soy YO”:

  • Pregúntate “quién soy yo”; y tienes dos minutos para responder lo que te dé la gana.
  • Haz lo mismo por segunda vez, pero no puedes recurrir a nada de tu cuerpo. Por ejemplo, no puedes decir “soy rubia…tengo los ojos…”
  • Vuelve a preguntarte por tercera vez “quién soy yo” sin poder recurrir a ningún dato biográfico. Como “Nací en…”
  • Por cuarta vez, haz lo mismo sin hablar de creencias, filiaciones, opiniones, ideologías. Nada de afirmar “soy de izquierdas, de derechas, cristiano, ateo…”.

Así, te deshaces de todas las etiquetas que se atribuyen a ti. Lo que dices de tu cuerpo, de tu biografía, de tus creencias y opiniones, eso es el ego; lo que queda, cuando eliminas todo esto, es el <yo>. La mayor parte de la gente muere sin haber averiguado quién es. Entonces, quien no sabe quién es, no sabe por qué está en la vida. Sin vocación, sin personalidad, sin carácter, sin destino.

“Las palabras mienten”, decía Nietzsche, “pues denominan una realidad que tan pronto la nombras ya cambia…”, ¿a eso hace referencia con las etiquetas, en cierta forma?

Las palabras son analíticas y proceden de la realidad. Pero la realidad es sintética, está todo al mismo tiempo. ¡Ese es el drama de la literatura!

Pero es la única manera pragmática de comunicación.

No me interesa comunicarme. Creo que el hombre es un circuito cerrado, utiliza la expresión. Entonces, de cómo te sientes tú, yo puedo aprender cosas de cómo me siento yo mismo. Pero tú y yo no vamos a comunicarnos nunca.  Por lo que a mí la comunicación no me interesa ni lo más mínimo.

Y, pese a que no le interese, ¿puede darse?

Engaña. El único conocimiento de la realidad es la situación límite: el ayuno, una experiencia mística, la droga, el orgasmo tántrico, el peligro… Y todo eso es lo único que enseña.

……………………………………………………………….

“El ecosistema extermina todo aquello que le amenaza”

 “La gente se cree que el Tantra es una especie de gimnasia o atletismo sexual”

PIMIENTO VERDE-DRAGÓ (3)

………………………………………………………………

Entonces F.S. Dragó no necesita una “media naranja”, en palabras de Schopenhauer, ¿es una naranja completa?

Yo desde niño he soñado con ser el último hombre con mi vida… ¡Mi sueño es vivir en soledad plena! Mi felicidad está en la soledad, ambos términos son, bajo mi punto de vista, sinónimos. ¿Por qué crees que me voy a las lejanas tierras siempre? En cuanto me voy ahí ni entiendo la lengua, por lo que, ni entiendo a nadie ni puedo comunicarme con ningún ente. Y con mi mujer… ambos somos muy silenciosos. No veo a nadie, no hablo con nadie, ni siquiera con el camarero, porque no sé hablar japonés y ni me interesa. ¡Busco la soledad! En España, si voy por la calle y veo una persona conocida, me cruzo de acera. Soy como un gato. Mis animales son gato, lobo, escarabajo, lagarto, todos los animales solitarios.

Los perros nada de nada, ¿verdad?

Nada. Los perros son demo-cristianos. Son esclavos, mendigos… Toda mi expectativa en la vida es convertirme en un ser autónomo. Yo soy autónomo. No necesito de nadie y nunca he pedido ayuda.

¿Y el Estado?

¿El estado? (Fernando pregunta exaltado). ¡Odio el Estado! Si por mí fuera y le pudiera dar a un botón ahora mismo para así borrarlo de la faz de la tierra, lo haría. ¡Odio la política!

Vivir sin Estado es una utopía, ¿qué opción hay entonces, para que se dé la eutaxia?

La sociedad no existe. Acabo de decir que soy un hombre solitario, un ser cordial, pero no social. La política viene de “polis”, que significa ciudad. Y yo no soy de ciudad, soy de campo. El Estado es el mayor enemigo del hombre; todo Estado es genocida.

Pero, ¿cómo limitamos, pues, a los individuos que conviven en sociedad?, debe haber una jerarquía, ¿no cree?

Tiene que haber una única ley: tratar al prójimo como a sí mismo. Todo lo demás, sobra. Sentido común y esa ley.

¿Cree que la apatía vivida en esta actual sociedad se debe a que el individuo ha sido despojado de su entorno natural, que es el campo, para ser llevado al estresante ritmo de la “urbe?

Hay una dicotomía entre la naturaleza y la Historia. El ser humano es naturaleza y le están obligando a ser Historia. La Historia es antinatural y no me interesa; lo que me interesa es la naturaleza.

Y ¿no le interesa la Historia para explicar el presente y entender mejor el futuro, en palabras de Tucídides?

Sólo existe el presente; el pasado y el futuro no existen.

Aquí hemos entrevistado también en PIMIENTO VERDE a Enrique Loewe, quien dice todo lo contrario; sólo es pasado y futuro, siendo el presente una mera realidad abstracta para “ubicarse” espacial y temporalmente.

Toda la sabiduría filosófica pagana del mundo antiguo consiste en decir “Carpe Diem”, el “aquí” y el “ahora”. El pasado es sólo fuente de desdicha y el futuro también. El pasado sólo puedes recordarlo con nostalgia, con algo que viviste y perdiste, o con rabia porque fue “jodido”; y el futuro sólo puedes concebirlo con tensión y con ansiedad. No me interesa ni lo que pasó ni lo que va a pasar; me interesa lo que está pasando.

¿Se puede, por tanto, desarrollar esa capacidad de disfrute de cada instante? 

No… el niño ya la tiene espontáneamente en la infancia. La vida humana, excepto en los pocos casos de los grandes rebeldes como Nietzsche, se termina cuando se lleva al niño al colegio.

En la evolución del hombre, según Nietzsche, el humano debe pasar de ser camello que carga en su chepa todo el convencionalismo opresor, a revelarse después como un león, hasta convertirse en un niño rebelde. ¿Cuándo dejó de ser ese “camello” obediente?

En el momento en el que sabes quién eres, sabes lo que quieres hacer y lo que debes hacer, y las dos cosas se confunden, eso es maravilloso; porque haces lo que quieres, y, al mismo tiempo, haces lo que debes. Pero eso sólo lo puede decir el hombre que se conoce a sí mismo. Yo siempre he sido así: libre, espontáneo, natural.

Eso ya lo adquirió cuando le dijo a su madre que quería ser escritor, ya que, como dice “quien tiene vocación, tiene un carácter; quien tiene un carácter, tiene un destino y un sentido de la vida propia”. ¿Fue una filosofía que desarrolló o nació ya con ello?

Es una pregunta complicada. (Fernando se queda pensativo). La pregunta complicada es: ¿todos nacemos con esa posibilidad o no?, ¿hay una herencia kármica?, ¿algún componente genético? No lo sé. Pero creo que sí. De todas las explicaciones que he escuchado a lo largo de toda mi vida del “más allá”, de quiénes somos, de los misterios de la vida, de dónde venimos… la más lógica, me parece a mí, que es la de la reencarnación. Si es así, nacemos ya  con una determinada carga. Hay personas que nacen héroes y hay personas que nacen esclavos.

Ya que defiende la Teoría Kármica propia del Vedismo, ¿es posible que los pobres sean culpables de su pobreza debido a haber hecho el “mal” en sus vidas anteriores?

La pobreza es una enfermedad mental. Es pobre aquel que no es capaz de ganarse la vida. Todo ser humano puede ganarse la vida.

Si tú ahora mismo dejas a dos personas en “pelotas” en el Sáhara y vuelves dentro de dos años; una se habrá hecho rica y la otra seguirá en “pelotas”. Lo único que ayuda a disminuir la pobreza de esos seres enfermos que son los pobres, son los ricos. Si no hubiera ricos todos serían incluso infinitamente más pobres de lo que son. Lo único que crea la riqueza son los ricos; los pobres sólo crean pobreza. Por lo que los pobres deberían estar inmensamente agradecidos a los ricos, y, por eso, los pobres deberían estar penalizados fiscalmente.

¿Fernando pasó de pobre a rico en algún momento?

Cuando me fui de España, salí con el pasaporte de un amigo y terminé en Italia, después marché a San Paulo. Terminé quedándome indocumentado 4 años y llevando solamente 12.000 pesetas en el bolsillo. Cuando volví, volví con un pasaporte y más de 12.000 pesetas. Espronceda decía “En qué parte del mundo, entre qué gente, / no alcanza estimación, manda y domina / un joven de alma enérgica y valiente, / clara razón y fuerza adamantina”. Pues eso. Y, si no, eres un monaguillo.

Familias que carecen de sostenibilidad material económica que, no obstante, se perpetúan; la inmigración en España es un buen ejemplo. ¿Qué me dice de la “Teoría Malthusiana” que muchos critican por antigua y conservadora?

Hay una ley natural inflexible, como lo son todas las leyes naturales, que dice que cuando una especie natural se reproduce más de lo que el hábitat consiente, eso es significa que la especie de extingue. 7.000 millones de seres humanos, significa el fin del hombre.  Hace falta que mueran 2 personas de cada 3 para que el hombre sobreviva.

Enrique Loewe  contó para BA aquello de la “Inteligencia Emergente” que conlleva al auto-suicidio –como se da entre las hormigas-, ¿la baja natalidad vivida en Occidente, no se podría comparar con dicha inteligencia?

Se está dando que la carga genética del semen de los varones occidentales ha decrecido terriblemente, siendo un mecanismo natural del ecosistema; el ecosistema es inteligente. El ecosistema extermina todo aquello que le amenaza. El ecosistema ha determinado la amenaza; y la amenaza somos nosotros. De ahí los terremotos, las epidemias…

No le puedo preguntar por su marca personal pues es un hombre sin etiquetas, ¿pero algo que se acerque abstractamente a lo que representa Fernando Sánchez Dragó?

Libertad, Fraternidad, Desigualdad.

………………………………………………………………………………………………………………

CENA EN PIMIENTO VERDE

Rape troceado acompañado de patatas de PIMIENTO VERDE

 

Entrantes:

-Rosas de Alcachofas

Segundo:

-Rape

-3 vasos de vino blanco

-1 cerveza

………………………………………………………………………………………………………………

Fernando firmando sus libros

Para Brand of the Art y para su representante Katy Mikhailova,

            Días azules, entonces

            Días azules, ahora

            Días azules, hasta mi muerte.

Madrid, 31 de octubre de 2011.

F.S. Dragó

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s