Enrique Loewe:     “La verdadera moda nace de un proyecto interior y se materializa en decisiones”

Posted on Actualizado enn

Enrique Loewe y Brand of the Art analizan la sociología de la moda y el lujo en tiempos de crisis

(Julio 2011)

NOTA AL LECTOR: Enrique Loewe en febrero de 2013 se jubila a sus 72 años, sustituyéndole como presidenta de la Fundación Loewe su hija Sheila Loewe. (A abril de 2014)

 IMG_7700

Pocos creerían firmemente en que la moda es un objeto de estudio de la misma categoría que la economía, la sociología, la política… Al final, sin darnos apenas cuenta, la Moda es un fenómeno global que lo recopila absolutamente todo condicionando cada una de las ramas de la vida humana. Y Enrique Loewe es de esas personas que conceptúan la moda como arte, ciencia, filosofía, de la cual es imposible prescindir.

“Sólo sé que no sé nada” es de esas frases que podrían describir con mucha nitidez a este filósofo del siglo XXI, quien es creador y presidente de la Fundación Loewe. “Se me ocurrió proponerle al consejo de administración de LOEWE que constituyéramos una fundación para dar oportunidades a jóvenes, centrándonos sobre todo en el campo de la poesía o la música. Probablemente, sin poesía, la vida tendría otro sentido”.

Temas como la globalización, la inteligencia emergente, la crisis económica y de valores, los cambios, el devenir temporal, la jerarquía social o el nacimiento de la civilización son algunos de los puntos a tratar en profundidad a lo largo de esta cena con Enrique Loewe, quien asegura que “el mayor lujo es el tiempo”.

 

La sociología dice que la moda es un fenómeno que se crea en la sociedad. Tras unos días de finalizar la CMFW, ¿no podrían ser los medios de comunicación, las pasarelas, las revistas de moda, las que “impongan” esas tendencias?

Yo no creo que la moda sea impuesta. La moda es el fenómeno más genuino, más puro. La moda no exisitiría si fuera una dictado, una serie de consignias que dan en París o en algún  otro sitio del mundo.

La moda es un arte muy creativo que intenta reflejar la personalidad, el alma, las inquietudes, la ilusión, la angusita, la esperanza. Hace 40 años sí; podía mandar ante una sociedad más pobre recién salida de la Guerra Mundial, ese “escaparatismo” parisino, por ejemplo. Pero hoy en día es tal la diversidad de propuesta que anula la elección: hablamos de un CONSUMIDOR que sabe lo que quiere, lo que necesita. Las empresas tienen que intuir la demanda y las tendencias; ver por dónde van  y sabes por qué la gente ya no se deja llevar.

 

Entonces, ¿cómo una marca plasma el espíritu de desesperación y de penuria de una sociedad, causado por la crisis económica, sobre un bien material como un bolso, por ejemplo?

No se puede buscar una inmediatez entre el momento concreto de un hecho y las respuestas concretas sobre el mismo. Los movimientos en el mundo de la moda se producen con cierta lentitud y evolución. Tiene su lógica interna que es la lógica del cambio de las Ciencias Sociales: los seres humanos no salen corriendo un día y cambian de golpe todo. Lo que sí que está claro es que el ser humano actual se comporta de una manera cíclica y a través de la moda. Nunca espontánea, manifiesta y explosiva, sino siguiente unos circuitos

Por lo que, ¿cree que todos los movimientos sociales de ahora tendrán su repercusión a largo plazo?

Las modas nos son explosiones sino reacciones. Cuan tarde o cuan pronto venga, ello dependerá de la intensidad de la reacción que se produce por el fenómeno que la provoca. Hay un proceso de círculo entre EL PASADO Y EL FUTURO. Pero la moda no es sólo hija de las crisis sino también de las evoluciones del ser humano, de las costumbres, de su mayor grado posible de civilización o de incivilización. Traemos cosas del pasado para hablar del futuro en el pasado, convulsionando el presente; la gente se siente convulsionada, y reacciona en forma de nostalgia, de añoranza, de búsqueda. La moda en cierto modo sigue este proceso. La moda se repite recreándose. ¿Te acuerdas de aquello que decía Heráclito acerca de que “no te puedes bañar dos veces en el mismo río…”?

 

Y cuyo discípulo arrebataba aquello afirmando que “no te puedes bañar ni tan siquiera una vez en un río…”

-Enrique ríe- Esa moda que se repite nunca va a ser la moda que se repite, sino el resultado de ese proceso que te digo de ir para atrás, y mezclar pasado con futuro. Y de alguna forma, en último lugar, para satisfacer las necesidades, aspiraciones, sueños de una sociedad que comparte la misma angustia, nostalgia y convulsiones que tiene un creador. ¿Sabes que los creadores son un “médium” haciendo una especie de catarsis captando los estados de ánimo para conseguir que las nubes lluevan por encima de una creatividad, una expresión? Tienen una sensibilidad especial, no para hacer cosas bonitas, sino para hacer cosas que conecten con la gente. Me refiero a aquellos diseñadores que tienen verdaderamente un papel de artistas claro y completo. Los copistas que no tienen ninguna visión del mundo, están metido en su propia realidad, mismidad, en su propia pequeñez…

 

¿Inditex podría ser un caso de copismo del verdadero arte?

Intitex es un caso especial, cuyo desarrollo es verdaderamente diferente, habiendo constituido un fenómeno a estudiar con mucho detalle. Esta empresa tiene unas características un poco especiales. Lo que tiene es un lugar en donde funciona la LOCALIZACION, LA ESTRATEGIA, LA GLOBALIZACION. La gran fórmula de Inditex es poner mucha mercancía en muchos sitios.

 

Un ejemplo de brillante logística: rapidez, inmediatez, comodidad. empero, ¿dónde queda ahí la creación e innovación, de la que habla, en esta marca?

Inditex es enormemente ágil en el estudio de las tendencias y de los cambios, y el apostar por tendencias: algo que es difícil, casi tanto como crear, por tendencias que van a calar en la sociedad y no apostar por otras que fracasen. He sido muy crítico en años anterior con Inditex. En estos momentos estoy haciendo saltos de tigre hacia Inditex para comp0render cómo funciona… -ríe-

……………………………………………..

“La globalización es que el planeta se ha quedado verdaderamente pequeño”

“El lujo es lo que las masas producen como excelencia, como elitista”

“La Moda, con mayúsculas, es un conjunto de modas con minúsculas”

“El mundo de los sentidos es enormemente importante, y más en temas como la moda, la creatividad, la sociedad”

………………………………………………………

De LOEWE afirma “somos un clásico renovado”.  Un Louis Vouitton, por ejemplo, un clásico conservador de “toda la vida”, ¿hasta qué punto se actualiza?

LV es una empresa perfectamente en línea  con el cambio, con el movimiento, centrándose en aspectos perdurables con su imagen incial, pero no olvidando la continua renovación.

 

¿Y LOEWE?

Loewe se caracteriza por ser unos artesanos de la piel; la apuesta por el diseño, la innovación… LOEWE quiere mantener su clásica artesanía pero aplicada a la vida moderna, sin renunciar a los aspectos importantes como la calidad, la piel, el lenguaje de los materiales: el sentido del tacto, que será en el futuro el más importante de los sentidos, como he leído recientemente en la prensa. Dicen ya los científicos que la toma de decisiones en el cerebro funciona cada vez más como un  refuerzo importante el sentido del tacto. Este actúa como sistema que refuerza el valor de la imagen, de la visión. El mundo de los sentidos es enormemente importante, y más en temas como la moda, la creatividad, la sociedad.

 

Hablemos del lujo en tiempos de crisis. Como afirma siempre: “El mayor lujo es el tiempo”

Estamos viviendo muchas crisis al mismo tiempo: no solo la económica en España, la política en Europa, la geopolítica en el mundo árabe (China que crece y crece, y que va de alguna forma comiendo partes de la vida económica ajena). Dentro de todas esas crisis, la que se está viviendo es la CRISIS DE VALORES. Una crisis de civilización. Ya hubo otras en la humanidad a las que llamamos el Barroco, el Renacimiento, el Gótico. Esos no eran movimientos de un pintorcito que pintaba en la pared, sino eran movimientos profundos de una sociedad en donde se daba una búsqueda del mundo clásico para proyectarlos con el momento de entonces y darle una nueva interpretación del mundo que se enriquece. En la ciencia desconocemos de qué se compone el 95% de la masa del universo. No sabemos, estamos sabiendo, pero no sabemos.

 

¿Se podría decir que la crisis económica se deba a la crisis de valores?

Yo nunca he pensado que las crisis que le pasan al hombre son independientes. Hay que establecer otros valores: comprender los sistemas de organización social, comprender el papel de la política en estos momentos (no  basta con decir “todo los políticos fuera y  nos vamos a indignar a la puerta del Sol”). No tengo respuestas, tengo muchas preguntas. Estamos en la Era de la búsqueda de un nuevo paradigma, de nuevas fórmulas más acordes con el tema de la ecología, con cómo piensa el hombre actual. “Dios ha muerto”. No es que haya muerto o no; la gente tiene que buscar en dónde construir la sociedad, en qué creer.

 

La sociedad cada vez más idolatra la moda, como valor aspiracional, en lugar de creer en la Iglesia, en el matrimonio…

La TV puede tener un aspecto maravilloso: informar, acerca, reproducir vivencias. Pero cuando se usa como evasión, droga… ¡claro que atenta contra la sociedad! La moda no pretende solucionar nada. No es una bandera con la que saldremos a la calle diciendo <¡VIVA LA MODA!>. Es una fenómenos que sucede en la sociedad, y es tan importante, que ha jerarquizado a la sociedad, la ha igualada. El hecho de cómo uno se viste y cómo se rodea, desde el punto de vista de análisis, constituye una fotografía de cómo es una sociedad. La moda no es una bandera, es una realidad.

 

El mayor lujo es el tiempo. El dualismo o la casi dialéctica entre lo material e inmaterial… ¿Hasta qué punto es mayor lujo lo intangible? Pues aquello que es material, es accesible para todos, siempre cuando haya medios para alcanzarlo; pero cuando se trata de un conocimiento/sentimiento… ¿sería mayor lujo este último tipo?

Sabes que soy muy seguidor del TEOREMA DE LA MONA –Enrique sonríe-: “Aunque la mona se vista de seda…”. Creo que la verdadera elegancia, el verdadero sentido de la moda, nace de un proyecto interior y después se materializa en una serie de decisiones. Hay que conocerse a sí mismo antes de “embobarse”. Por ello sí pienso que, al final del día, seré anticuado –ríe-, es infinitamente más valioso lo que es uno por dentro que lo que es uno por fuera, porque siempre he creído que lo que es uno por fuera es una imagen de lo que es uno por dentro. Fuera, enseguida se traiciona si no coincide con el interior.

 

¿No es en cierto modo paradójico afirmar que “la verdadera moda no es no ir a la moda”?

Para mí esta frase es un grito de libertad. Es lo que confirma que para mí la moda es una elección y no imposición. Puedes seguir la moda o no. O puedes hacer el mayor grito de libertad que es el de no seguir ninguna moda. La moda es la forma del conjunto de formas de vestirse que tiene una determinada sociedad en un momento determinado, y se compone de “Modas”, “no modas”; “Modas retro”, “Modas góticas”. La Moda, con mayúsculas, es un conjunto de modas con minúsculas.

IMG_7701

 

Hay teorías que confirman que la moda es de lo que las masas abusan…

En ningún momento las masas se lanzan detrás de ninguna moda: las filtran, las cambian, las adaptan.

 

Como decía Ortega, precisamos de la masas para saber quiénes somos las élites, ¿existiría el lujo sin las masas?

El lujo es lo que las masas producen como excelencia, como elitista. Evidentemente no existiría el lujo sin las masas. El lujo es en cierta manera un perfeccionismo, una búsqueda de lo más bonito, de lo más interesante. Si no hubiera ese deseo de evolucionar, crecer, mejorar… probablemente el lujo sería otra cosa. Pero el lujo, querida amiga, está en crisis. Y es una crisis de mismidad: una crisis porque todas las tiendas te ponen las mismas cosas. Como digo, vas por la Calle Serrano y no te das cuenta de que has pasado de D&G a Gucci. Hay un malestar de la cultura por el cual, verdaderamente, el lujo se está asfixiando. El lujo ya no es para unos pocos. La propia dinámica de la sociedad capitalista ha hecho que se dé una contaminación, por parte de la élite a las masas, y abordando las masas cada vez más esa élite, y queriendo hacerse con migajas de lo que tiene la élite. El “Status-symbol”. Cuando más abunda un producto entre las masas, menos lujo es.

 

Entonces, ¿la música clásica es un lujo?

La música educa a todo el mundo. El ser humano vive con la música. La clásica es un cierto sector algo más refinado, cuyas experiencias son más concretas. Después de ver tantos teatros llenos en París, Milán, no puedo decir que no gusta, pero no es masiva. Creo que es un problema de educación: a los niños no se les enseña la música, no se les enseña pensar en sonido. La música clásica desgraciadamente es muy ignorada y muy poco sentida. La gente dice que no entiende, pero la única razón es que no la ha oído. Ahora mismo estamos viviendo un ruido de la sociedad actual de la angustia y de todo lo que ha sido el siglo XX que creo que queda magníficamente reflejado en la música, en la poesía y en la pintura. Y no entiendo por qué en la poesía y en la pintura “tragamos” con lo que sea, y en la música no. Es un misterio que todavía no he descubierto.

…………………………………………………..

“Las modas nos son explosiones sino reacciones”

“El mundo de los sentidos es enormemente importante, y más en temas como la moda, la creatividad, la sociedad”

……………………………………………………………………….

En esta ocasión, en lugar de preguntarle por su marca personal, hablemos de la marca, en términos intangibles, de la Fundación Loewe…

La Fundación intenta transmitirle un lado humano; en lugar de decirle a los clientes “WE CAN”, intentamos decirle “WE CARE”. Qué nos preocupa: la estética, el arte, la formación de los jóvenes.

 

Ya que menciona el lado humano de la moda, ¿la estética crea una ética?

Es una pregunta muy compleja. No creo que una estética crea una ética, sino que una ética crea una estética. Es como puede ser. Pero como los seres humanos somos tan impermeables, hay veces que una estética crea una ética.

La capacidad de impacto que tiene la informática es de tal naturaleza que no podemos predecir el tiempo de lapso con el que van a ocurrir… Incluso los propios indignados. Internet consigue una aceleración del tiempo. Por eso, para mí, el tiempo es una variable importantísima, porque el tiempo va acelerándose, no solamente siendo un valor (que se puede coger) sino que al mismo tiempo cada vez va más deprisa porque la sociedad te acostumbra a este cambio.

 

¿Existe el presente, o la vida son “pasados” seguidos de “futuros”?

Yo lo creo. El presente no es más que un paso obligado, pero con una temporalidad infinitamente pequeña. El presente es una ficción mental que tenemos nosotros para percibir de alguna manera la realidad sin que nos volvamos locos. El presente es un paso del pasado al futuro, pero es un paso como en las carreras de coches.

 

¿La globalización es una consecuencia de la aceleración temporal llevada por Internet?

La globalización es un fenómeno cíclico. No cultural. Es interesante la teoría de Malthus y del crecimiento exponencial que, durante mucho tiempo, ha permanecido en el invernadero. Sin embargo, en los últimos años, vivimos una tasa de crecimiento de la sociedad del tipo malthusiana; pongo un ejemplo, había un hormiga, cuya población crecía. Cuando eran demasiadas, se empezó a dar un órden genético-mental-cósmico que las conducían al autosuicidio. Al ser humano le pasa una cosa parecida. Yo creo que verdaderamente la globalización es que el planeta se ha quedado verdaderamente pequeño. Las basuras, las dificultades para abastecer… lo que pasa realmente es que no hay sitio. Hemos descubierto procedimientos para encontrar. Hablemos de “La Inteligencia emergente”. Hay sociedades que tienen un instinto inteligente natural para resolver los problemas espaciales. Ahora estamos con las tasas de natalidad bajas (1,2 en Europa), como haciendo de hormiga que se suicida, que consiste en que la población no crece (envejecimiento de la sociedad).

………………………………….

 CENA EN PIMIENTO VERDE:

1 Ración de Jamón de Bellota

1 Ración de rosas de alcachofas

3 copas vino blanco

1 cortado

 

Puedes visitar cualquier Pimiento Verde en…

 

c/Quintana 1 (esquina con Calle Princesa) Metro Argüelles

c/Lasgasta 46 (esquina con Goya) Metro Serrano

c/Príncipe de Vergara 60 (esquina Calle Juan Bravo) Metro Núñez de Balbo

c/Conde de Miranda 4 (detrás del Mercado de San Miguel) Metro Sol

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s